4/YIWs2XEmlemdxxRLGqTjg1ubiJV9QJJ5zXNsG1VZrXI

Las coberturas de los tratamientos médicos en temas de discapacidad son al 100%

¡Las obras sociales y prepagas tienen un gran problema, no conocen el numero 100!

Siempre las coberturas de los tratamientos que solicitamos son por debajo de este número.

Tanto las leyes nacionales como los tratados de carácter internacional tienen dicho que los gastos de tratamiento y las coberturas que necesite el menor deben ser cubiertas en su totalidad, siempre que se observe que se encuentra comprometido el interés superior de un niño/a, la salud e integridad de un infante, con un diagnóstico médico en donde se indica una intervención intensiva temprana.

En este orden de ideas, resulta necesario indicar, como bien señala Bidart Campos, que “el derecho a la salud, es un corolario del derecho a la vida” y se halla reconocido implícitamente dentro de los derechos y garantías innominados del art. 33 de la Constitución Nacional. Asimismo, los tratados internacionales que integran el llamado bloque de constitucionalidad federal a tenor del art. 75, inc. 22 de la Constitución Nacional (conf. arts. 25 inc. 1 de la Declaración Universal de derechos Humanos, 11 de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre y 12 incs. 1 y 2 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales) y la propia derivación del art. 33 de la Constitución no tolera que no se protejan derechos fundamentales como el derecho a la salud.

Están son las bases para los reclamos en derecho a la salud, ya sea por amparos de salud, con sus respectivas medidas cautelares, elementos rápidos para solucionar los conflictos con las obras sociales y prepagas.

Si estas pasando por un conflicto, y tu prestador de salud  no responde a tus reclamos “Amparando Salud”, puede darte una solución mediante un reclamo judicial. No dejes de consultar.

Niña con TEA obtiene su tratamiento gracias a Medida Cautelar

pizap-com14813263720621

El último mes del año, no es un mes normal para los padres de niños con alguna discapacidad.

Los tramites en las obras sociales se vuelven eternos y la suma de papeles que se deben presentar son innumerables. Las famosas renovaciones de las terapias, traslados y asistencias para los niños y niñas se hacen agotadoras.

Si solo fuera la presentación de lo pedido, tal vez sería una más de nuestras obligaciones como padres, pero siempre está al acecho “El Rechazo” el “me falta una firma del médico” “está mal realizado el pedido”, todas excusas para negar la prestación solicitada.

Con estos problemas llegan nuestros clientes, y aquí en Amparando Salud, le damos solución.

El Juzgado Federal de Quilmes, otorgo una medida cautelar, ante el rechazo de la obra social Andar, donde se le otorga a una niña de dos años la cobertura integral y total (100%) del tratamiento para el trastorno de espectro autista (TEA) requerido para la menor, que comprende las siguientes prestaciones: psicología 6 sesiones semanales, psicopedagogía, neurolinguística   2   sesiones   semanales,   terapia   ocupacional   2   sesiones semanales,  más integración   sensorial.   Todo   ello   en   un   centro   integral especializado,   además   de   un   acompañante   terapéutico   en   proyecto   de integración escolar, más el traslado de la menor, entre su domicilio y donde se realiza las terapias. Esta medida fue apelada por la obra social, y la Cámara federal de La Plata Sala I, ratifico lo ordenado por el juzgado.

La Cámara dice en sus considerandos …“Debe tenerse en cuenta, la condición de persona con discapacidad de la menor A. D. R. B. , acreditada en autos con el certificado pertinente. En su mérito, halla amparo en las disposiciones de la ley 24.901 de protección integral de las personas con discapacidad en tanto, como expresó la Corte Suprema de Justicia  “…ello   obliga   también   a   asegurarle   los   tratamientos médicos en la medida en que no puedan afrontarlos las personas de quienes dependa o los entes de la obra social a los que esté afiliado. Mediante dicha ley se creó un sistema de prestaciones básicas “de atención integral a favor de   las   personas   con   discapacidad”   y   se   ha   dejado   a   cargo   de   las   obras sociales   comprendidas   en   la   ley   23.660   la   obligatoriedad   de   su   cobertura (arts. 1 y 2)”  (1)

En el caso, resulta comprobado que la actora es afiliada a ANDAR así como el padecimiento del Trastorno del Aspectro Autista de su hija   menor,   la   necesidad   de   los   tratamientos   indicados,   así   como   del acompañamiento terapéutico, y los beneficios que ello le provocan Asimismo,   la   situación   de   discapacidad   del   menor   y   las repercusiones negativas en su salud psico-física que provoca la situación descripta, justifica la necesidad de adoptar una solución urgente, en lugar de supeditarla a los tiempos que pueda demandar la culminación del proceso de amparo.

Gracias por seguir confiando en nosotros, Amparando Salud, sabemos como resolver tu problema.-

1.- R. R. S. Y OTRO c/ OBRA SOCIAL DE VIAJANTES VENDEDORES DE LA REPÚBLICA ARGENTINA (ANDAR) s/ AMPARO LEY 16.986.-